LA HISTORIA NO CONTADA. AFRICA

Loading...

El experimento tuskegee


En 1997 Clinton se disculpó ante los menos de diez supervivientes de un experimento llevado a cabo entre 1932 y 1972. El experimento tuskegee,consistente en infectar deliberadamente a casi cuatrocientos negros pobres con sífilis y estudiar la evolución de la enfermedad, sin proporcionarles tratamiento. Los pacientes fueron infectados sin consentimiento y mediante engaño, ya que jamás supieron que estaban siendo sometidos a un experimento ni que estaban infectados de sífilis, contrariamente fueron reclutados en la calle tras convencerles de que estaban enfermos y les proporcionarían tratamiento médico gratuito.




El pasado viernes, trece años después, era su mujer Hilary clinton, la secretaria de estado de EEUU, quien se disculpaba ante Guatemala por los experimentosdurante los que, entre 1946 y 1948, infectaron a casi setecientos ciudadanos de ese país de sífilis y gonorrea.
Los infectados eran en su mayoría pacientes de instituciones mentales contagiados deliberadamente por prostitutas y en su mayoría no recibieron ningún tipo de tratamiento adecuado ni fueron informados del estudio a que se les sometía ni mucho menos dieron su consentimientos

Entre 1932 y 1972, en la comunidad de Tuskegee, Alabama, se llevó a cabo uno de los experimentos médicos más controvertidos de la historia. Los servicios de salud de EUA decidieron investigar cuáles eran los síntomas de una sífilis no tratada. Sin dar su consentimiento, 399 hombres negros fueron estudiados, sin darles medicamento alguno y con base en engaños para que desarrollaran la enfermedad.


Durante 40 años, los científicos del experimento dejaron que la enfermedad se dispersara. Se separó un grupo de enfermos a los que se les daba placebos y -por supuesto- enfermaron de igual manera. Al final, cuando el caso se filtró a la prensa y tuvo que terminar, habían muerto 28 personas por sífilis directa, 100 más por complicaciones, 40 mujeres habían sido infectadas y 19 bebés contrajeron la enfermedad al nacer.

No existe una justificación oficial para este caso. Al principio, en 1932, no había un tratamiento efectivo, pero para 1947 la penicilina ya se había probado con éxito. Sin embargo, a la población de Tuskegee se le negó el acceso a ella. ¿Cómo convencieron a los pacientes -en su mayoría analfabetos? Se les dijo que tenían “mala sangre” y que se les invitaba a recibir tratamiento gratuito en una clínica, además de una comida caliente por día y cincuenta dólares en caso de muerte para solventar los gastos de su funeral.

Como epílogo, en 1977 Clinton le pidió disculpas a los 8 sobrevivientes del caso que aún vivían.
.


No hay comentarios:

Publicar un comentario